sábado, 24 de abril de 2010

LA CENA (1ª PARTE)


No puede dormir, no hace mas que dar vueltas y vueltas.
Esta inquieta y nerviosa,
se levanta a beber un vaso de agua,
enciende un cigarrillo,
abre el libro que tiene a medias,
nada!


Últimamente las cosas no han ido demasiado bien y eso la tiene demasiado preocupada, ni recuerda la ultima vez que sintió ganas de hacer el amor, la ultima vez que deseo a un hombre.

Hace casi un año que terminó la relación con Carlos, después, solo un pequeño escarceo con una jovencito diez años menor que ella... entretenido.


Aunque la relación terminó, siguen manteniendo contacto y de vez en cuando quedan para tomar un café, comentan cosas no demasiado importantes, pues ninguno de los dos, desea volver...aunque ella reconoce que jamás ha tenido sexo tan satisfactorio, como con el.


Y ahí, con esos pensamientos peregrinos sobre el sexo, comienza a recordar momentos, momentos excitantes, llenos de morbo y sin querer, se sorprende con una sonrisa pícara en la boca y acariciándose por encima de la braguita.


Sacude su cabeza, como diciendo...¿estoy tonta? Y sigue en sus intentos de dormir.


Cierra los ojos, coge la almohada en un abrazo y se mantiene muy quieta para que si se acerca morfeo, no asustarle. Pero...su mente la lleva de nuevo a las imágenes de su última locura juntos.


Una cena con los amigos en un restaurante, hasta ahí todo normal, chistes, risas...pero ella no aguanta mucho el alcohol y esa noche habían pedido para cenar vino y se había animado a tomar unas copas.
Vino, risas, la conversación que sube de tono....y ella comienza a sentirse muy excitada.


Carlos está sentado frente a ella, al principio no percibe que ella le comienza a mirar de esa forma...de esa que el conoce perfectamente y que tanto le gusta, pero un ligero toque de su pié en la bragueta, le hace girar la cabeza y entonces se da cuenta.
Le sonríe y comienza a jugar con su dedo en la boca, pasando su lengua por la yema... su mirada lasciva comienza a hacer su efecto en el.

El la conoce perfectamente y sabe lo que le gusta jugar, llevar a cabo su deseo, mas aún en los lugares menos “propicios” para ello, por lo que...con un guiño, se levanta de la mesa y se dirige hacia los lavabos.
Al cabo de unos minutos, ella se levanta también...no tiene muy claro si Carlos esta en los lavabos de los hombres o en el de las mujeres, por lo que primero se dirige hacia el de mujeres, y allí en unos de los tres departamentos, en el que esta cerrado, llama....se abre la puerta y allí esta el, esperando.
Ella entra cerrando la puerta tras de si y le besa apasionadamente...

3 comentarios:

Verónica (peke) dijo...

Genial el comienzo de la cena, no quiero imaginarme cuando se termine... eres deseo y pasion, nunca lo olvides...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece una soberbia porqueria de relato,enhorabuena por no servir para nada en escritura.

ENCANTADORA DE DEMONIOS dijo...

Anónimo, encantada de que pases por aquí y muchisimas gracías por dejar tu comentarío.
Estas en tu casa, cuando quieras ya sabes.
Un besin.