martes, 11 de enero de 2011

POLITICAMENTE INCORRECTO.



Como expresar lo que siento? No es fácil, no...no lo es.
Durante mucho tiempo, ha sido para mi el motivo para seguir adelante, mi motor, mi sostén hasta en los momentos mas duros.
Se puede sentir una a los cuarenta y... como una adolescente enamorada? Pues si, lo afirmo y lo reafirmo.
El destino es caprichoso e impredecible.
Lo bueno y lo malo de los caprichos del destino, es que a veces nos pone pruebas que no sabemos como superar, personas a las cuales no es políticamente correcto conocer, reconocer y terminar amando.
Me he sentido enfadada, triste, decepcionada..no se que mas adjetivos utilizar, pero ahora mismo, si me paro a pensar y analizar lo que siento, lo único que percibo es alivio.
Me empeñé en no reconocer los límites y tampoco las consecuencias, me empeñé, porque tengo una virtud o defecto, según como se quiera mirar y es que cuando me enamoro...me enamoro! Y no veo el peligro.
Es bello amar así a alguien, las sensaciones y el sentimiento que te embarga es como poco maravilloso. Te da fuerza y te ayuda a superar todo, te sientes arropada, amada y hay pocas cosas que te importen mas.
Pero como los yogures, todo tiene fecha de caducidad. Y el amor es como un yogur, los sabores los pones tu según el momento del día, pero llega un momento que...caducan, y el mío caducó.
No me voy a molestar en buscar los motivos o las causas, si podía haber durado mas o no, me da igual, me quedo con esas sensaciones, con los momentos y ya está.
Me siento agradecida porque la vida me ha permitido vivir algo maravilloso y no siempre tienes la oportunidad o no siempre te permites hacerlo.
Hay algo que tengo claro, que lo que otros llaman “incorrecto” para muchos es como poco....excitante y maravilloso.
Lo volvería a hacer? Jajajaja pues SI.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo que tiene el destino, que es caprichoso y a veces impredecible. Pero lo mejor de todo es tener la capacidad de estar siempre abierto a todo lo que el te depare.
Un placer pasar por aquí ENCANTADORA.

Al Hrrera dijo...

Es muy simple. De lo bueno, poco. Quizá ya te tocaba. Y no es doloroso al final. Es sólo una piedra mas, una hermosa y bien labrada piedra, en el camino a tu felicidad. La diferencia es que esta piedra te ayudó a subir un escalón, en lugar de impedirte el paso. Cada vez mas cerca, Encantadora. Un gusto leerte.