jueves, 8 de enero de 2009

DOLOR


Me gustaría haceros participes de lo que siento hoy, y hoy lo único que siento es dolor, ese dolor agudo y punzante que te atraviesa el pecho y que no te deja apenas respirar.

Hoy he vuelto a hablar con el, intentando mantener la compostura, intentando no gritar le que aun le sigo queriendo, que aun hoy me muero por sentirle, que echo de menos su voz, sus bromas y lo feliz que me hacia sentir.

En cambio tengo que callarme, ahogarme en mi propio llanto, fingir que todo va bien y que lo único que deseo es una amistad. Y reniego de mi misma, y me digo ¿a quien pretendes engañar?
eres absurda!! le sigues amando como nunca has amado a nadie, le sigues deseando como nunca has deseado a nadie, y sabes que el universo que el abrió ante ti, solo con el puedes recorrerlo.

Mi error, mi gran error!! no conformarme con lo que el me podía ofrecer, encuentros furtivos , horas de llamadas estipuladas (nunca fines de semana).... y aun así, era feliz. Feliz como nunca había sido, despertar por la mañana y saber que tendría su llamada o estaría conectado, me daba fuerza para tomar el día, viniera como viniera.

Pero no, no quería conformarme con ello, quería mas, mas mas....necesitaba todo de el!!!

Y ahí fue mi error, el la ama, de una forma diferente, pero la ama y no pretende renunciar a ella, como no renunciara nunca a su vida( familia, trabajo, hijo) y es que en el fondo pienso que hay mujeres que no valemos para ser amantes, quizás un tiempo, pero para siempre no, y yo soy una de ellas. Pienso que soy lo suficiente mujer para que ningún hombre necesite nada de nadie. Acaso soy una ingenua, una prepotente, una egoísta? o quizás posesiva? me gustaría que me diérais vuestra opinión mas sincera.


5 comentarios:

Catman dijo...

Puedo sentir tu dolor
y compartirlo
pues tu historia y la mia
parecen un calco
ahora me arrastro en dias
que parecen menos grises
alternando con otros
que se tiñen de negrura
y sigo sintiendo lo mismo
cada palabra tuya
podria hacerla mia
y lloro, y me escondo en rincones
y no sirve de nada
asi que imagino
recuerdo
sueño
y si me miro al espejo
me cuesta hasta saludarme
pero no me queda otra
seguir adelante
par bien o para mal
yo tampoco sirvo para amante

ENCANTADORA DE DEMONIOS dijo...

ACASO SOMOS UNOS INGENUOS? CUANTAS PERSONAS DARIAN LO QUE FUERAN POR SENTIR LA MITAD DE LO QUE HEMOS SENTIDO NOSOTROS!!
PERO NO, ALGO DENTRO DE NOSOTROS NO NOS DEJA Y NOS MATA SEGUIR CON LA SITUACION Y MORIMOS CADA DIA UN POQUITO CUANDO NO ESTAMOS CON ELLOS.
GRACIAS CAT. UN BESAZO

Rebecca dijo...

Querida amiga, no imaginas cuánto te comprendo!
No eres egoísta ni prepotente, eres una romántica enamorada.
Pues te digo un secreto: a mí me ha sucedido algo similar...
Es que cuando nos enamoramos ya todo deja de estar bajo el control de la razón. Sólo queremos a ese ser amado todo el tiempo para mimarlo, agasajarlo, darle todo lo mejor que tenemos guardado... y nuestro corazón busca el mismo eco del otro lado.

"El corazón entiende razones que la razón no entiende..."

Eres un precioso ser lleno de luz.
No cambies! Aunque duela, aunque tu pecho quiera gritar, sigue siendo tú misma.
Te abrazo, amiga.

(yo tampoco sirvo sólo para amante :( aunque mi tacón rojo dé otra impresión)

Luz de Gas dijo...

Hemos empezado un proyecto de radio desde casa y desde el blog.

Os animamos a participar en el Radio blog: Luz de gas

http://juan-duque.blogspot.com/

Este sábado de 13 a 16 horas españolas.

Nos encantaría contar con ustedes

Maria Varu dijo...

Querida, que difícil es darte una opinión, porque cada opinión no es más que una postura que parte de un ser que no eres tú sino quien te la ofrece.
Te diré que cuando amo no hay límites, no hay obligaciones (aunque las desee más que nada), no hay derechos (aunque también los quisiera)... simplemente amo y acepto la realidad con sus limitaciones y con sus precariedades.
Amar no ha sido nunca sencillo, ni fácil y también yo aguardaba ese alguien que sería "en exclusiva" para mí, pero el tiempo fue pasando y las horas de soledad aumentando.
Amiga, no te creo ingenua, prepotente, ni egoísta, simplemente así lo sientes y así lo vives, no puedes ir en contra de ti misma.
La decisión está tomada, sigue y no mires atrás, porque sino no conseguirás avanzar.

Te deseo lo mejor Encantadora.